de novembre 18, 2017        Inici de sessió      

En el foc de l'Aliança,

coroneu-vos

 Verge PelegrinacoronacionVP   
es-ESca-ES
 
Text/HTML Minimitza

CRÓNICA DE LA CORONACIÓN DE LA REINA DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN DE EUROPA

Schoenstatt, 6 al 9 de septiembre de 2012


Los días del 6 al 9 de septiembre de este año, representantes de la Campaña de la Virgen Peregrina de todos los países de Europa peregrinaron  hasta el Santuario Original con una gran meta en común: Coronar a María como la Reina de la Nueva Evangelización. Este gran encuentro se viene preparando desde hace ya más de tres años. En cada país se ha encontrado maneras muy originales de prepararse espiritualmente para que este evento sea un regalo para la vida de la Iglesia en Europa. La forma común de preparación para todos los países ha sido la peregrinación de la Imagen Auxiliar de Europa, que ha ido despertando mucha vida en cada lugar que ha visitado.


Vigilia

La tarde-noche del día 7 de septiembre se organizó una vigilia de oración con la imagen de la Auxiliar que sería coronada al día siguiente.  Más de mil personas participaron en un rosario desde la Iglesia de la Adoración hasta el Santuario original.

Encuentro de preparación

Otro invitado de honor ha sido el Sr. Gérard Testard (Francia), presidente durante muchos años de una comunidad religiosa en Francia, la Comunidad Fondacio.

Esposo y padre de cuatro hijos, presentó a su comunidad como parte de las tantas iniciativas activas de la Iglesia sobre la Nueva Evangelización de Europa.
En ese encuentro de preparación tuvo lugar el descubrimiento del estandarte de la Reina de la Nueva Evangelización de Europa en medio de un clima de oración e invocación al Espíritu Santo. Se visualizó un video del recorrido de la imagen Auxiliar por los 14 países por donde ha estado peregrinando desde el año 2009, por tantas parroquias, familias, comunidades, que la han acogido con auténtica devoción.
El proceso de renovación a través de la corriente de la Virgen Peregrina no tiene en mente fenómenos individuales, se trata de un proceso de renovación desde las raíces del Cristianismo. En el contacto con los ojos de la Santísima Virgen las personas descubren: yo soy valioso, soy un tesoro de Dios. También lo es la persona a mi lado, sin importar el idioma que habla ni el estatus social que tiene. Esto lleva a un sentimiento de unidad que trasciende de lejos a una unión monetaria. La responsabilidad solidaria crece: quiero el bien de los demás y no estoy obsesionado por mi provecho. Quiero ser honesto, justo y bueno en mis pensamientos y acciones. Quiero comenzar de nuevo y siempre tengo la posibilidad de hacerlo, si mi debilidad humana me ha llevado por caminos equivocados. La cercanía de la Sma. Virgen hace real mi amor a Cristo y el amor a las personas concretas que están junto a mí. Así crece una nueva conciencia de los valores y una nueva autoestima en las personas y por lo tanto también en las comunidades y naciones. Se crea una nueva relación entre los hombres. En este sentido, la Campaña de la Virgen Peregrina lleva en sí un gran potencial de renovación para Europa.

Una característica de la Campaña en Europa es también la experiencia mundial: “¡ELLA es la gran misionera. Ella obrará milagros!”. Los puntos esenciales de su obrar se encuentran en el tema de vivir la fe en la vida cotidiana; fortalecer el matrimonio y la familia; la dignidad humana en todas sus fases; solidaridad frente a retos sociales. En forma discreta, con bondad y sensibilidad maternal y con el poder de transformación de una reina, ella llega a las personas, las abre a Cristo y al encuentro con Dios.

Misa de coronación

La Santa Misa de Coronación del 8 de septiembre de 2012 fue presidida por el Presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización: S.E. el arzobispo Rino Fisichella, ante más de 3000 peregrinos de toda Europa, provenientes de 18 países. 

Homilía

“Venimos a pedir al Señor por intercesión de su Madre, la fuerza y la gracia para ser en el mundo testigos creíbles y fieles de su amor, y anunciadores de su evangelio. Y también hay otro motivo importante que nos trae a este santuario: queremos entregar a María el próximo sínodo sobre la Nueva Evangelización y el año de la Fe.

No podemos olvidar que justamente en Schönstatt, P. Kentenich anticipó con espíritu profético algunas intuiciones del Concilio Vaticano II.

Entregamos estos momentos tan importantes para la vida de la Iglesia a la Madre de la Iglesia, que Juan Pablo II ha invocado también como “estrella de la nueva evangelización”.

Y nos unimos espiritualmente al Santo Padre Benedicto XVI, que el 4 de octubre, desde la casa de María en Loreto, pondrá bajo la protección de la Virgen el Año de la Fe y la Nueva Evangelización.

A un mundo que considera todo obvio, debemos proponerle la novedad profunda del Evangelio de Jesucristo. Es una tarea difícil, que requiere de nuestra parte la fuerza de la fe.

Estamos llamados, los creyentes en primer lugar, a reavivar nuestra fe como respuesta siempre atenta y convencida a la palabra de Dios. Una fe que no se desanima, sino que sabe arriesgarse. Una fe que no se esconde, sino que atestigua públicamente sus convicciones. Una fe que no pierde coraje frente a las dificultades, sino que se hace fuerte y confía en la presencia del Espíritu. Una fe que no se encierra en el individualismo y en lo fácil, sino que es una experiencia de comunidad. Una fe que no se cansa ni cae en la rutina por el pasar de los años, sino que se renueva con entusiasmo y se expone por las calles del mundo para sostener a los nuevos evangelizadores.

María nos recuerda hoy el “compromiso de la fe” (1 Tes 1,3). Un compromiso a evangelizar siempre, donde sea y a pesar de todo. La bella oración que se hace aquí ante la Virgen, “Nada sin ti, nada sin nosotros”, se convierte en prenda de la nueva evangelización”.

Misa de envío

A las puertas de la apertura del tercer año del trienio al 2014, el “Año de la Corriente Misionera”, la Virgen Peregrina aparece como uno de los símbolos de la misión de Schoenstatt, y en Europa de manera especial como una imagen de la Nueva Evangelización.

El P. Ludovico Tedeschi, Italia,  fue el celebrante principal. Durante su homilía preguntó a los presentes “¿Quién es Europa?” y su respuesta “¡Yo soy Europa… nosotros somos Europa!” e invitó a todos a reflexionar en la importancia de reconquistar corazón para el continente europeo y a hacerlo sin miedo: “Jesús y María son el corazón de la Iglesia y debemos encontrar la unidad en la diversidad. En nuestro peregrinar hacia el 2014 – dijo el P. Ludovico – queremos reconocer a  María como el corazón y la Reina de Europa”.

Como símbolo del envío, cada país recibió una luz encendida junto a la invitación: “La Iglesia nos necesita, vamos sin miedo y con valentía a las parroquias, a los sacerdotes. Queremos ser enviados por la Reina para servir a la Iglesia y para regalarle a Europa su corazón”.

Sínodo de Obispos

Con el tema “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”, tendrá lugar en el Vaticano, durante los días del 7 al 28 de octubre próximo, la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Además de los prelados que participarán en representación de los distintos episcopados del mundo, y que fueron oportunamente elegidos por sus pares, ahora el papa Benedicto XVI acaba de nombrar a otros 36 Padres sinodales para el próximo Sínodo: 12 cardenales, 20 arzobispos y obispos, y 4 sacerdotes. Entre los nombrados está el P. Heinrich Walter, Superior General de los Padres de Schoenstatt.



 
  Copyright (c) 2017 Schoenstatt Valldoreix   Condicions d'ús  Declaració de privadesa