SCHOENSTATT EN CATALUÑA
15466
page-template-default,page,page-id-15466,theme-bridge,bridge-core-2.4.9,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-23.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-9

SCHOENSTATT EN CATALUÑA

Se considera como fecha de fundación de la Familia de Schoenstatt en Cataluña el día de la bendición del Santuario Hogar en la Plaza de Urquinaona en Barcelona el 18 de octubre de 1975.

 

Sin embargo, la historia comenzó años antes, en 1962, con la llegada a Barcelona de dos Hermanas de María desde Argentina. Trabajaban en la Parroquia Alemana esperando que la Stma. Virgen les abriera las puertas necesarias para que Ella se estableciera en un Santuario de Schoenstatt en Cataluña.

 

 

Poco a poco algunas personas comenzaron a interesarse en la espiritualidad del P. Kentenich. En 1971 se inició un pequeño grupo de laicos que profundizaron en la Alianza de Amor. El P. Pedro Guzmán visitaba ocasionalmente Barcelona y daba también charlas de formación a este grupo.

 

En marzo de 1975, en Montserrat, se sellaron las primeras Alianzas de Amor en nuestra tierra catalana. En abril de ese mismo año llegó a Barcelona la Hna. M. Catalina para dedicarse por entero a la fundación de Schoenstatt y ya en el mes de mayo comenzaron los primeros grupos de chicas y madres.

 

La familia de Schoenstatt fue consolidándose y mostrando su gran fidelidad. Pasaron los años y tras muchos sacrificios, el 18 de octubre de 1997 se consagró en Valldoreix el primer santuario de Schoenstatt en tierra catalana. En torno a él se reúne hoy la familia de Schoenstatt que se ha ido extendiendo en Barcelona, Gerona y Tarragona.

 

 

 

Se considera como fecha de fundación de la Familia de Schoenstatt en Cataluña el día de la bendición del Santuario Hogar en la Plaza de Urquinaona en Barcelona el 18 de octubre de 1975.

 

 

Sin embargo, la historia comenzó años antes, en 1962, con la llegada a Barcelona de dos Hermanas de María desde Argentina. Trabajaban en la Parroquia Alemana esperando que la Stma. Virgen les abriera las puertas necesarias para que Ella se estableciera en un Santuario de Schoenstatt en Cataluña.

 

Poco a poco algunas personas comenzaron a interesarse en la espiritualidad del P. Kentenich. En 1971 se inició un pequeño grupo de laicos que profundizaron en la Alianza de Amor. El P. Pedro Guzmán visitaba ocasionalmente Barcelona y daba también charlas de formación a este grupo.

 

 

En marzo de 1975, en Montserrat, se sellaron las primeras Alianzas de Amor en nuestra tierra catalana. En abril de ese mismo año llegó a Barcelona la Hna. M. Catalina para dedicarse por entero a la fundación de Schoenstatt y ya en el mes de mayo comenzaron los primeros grupos de chicas y madres.

 

La familia de Schoenstatt fue consolidándose y mostrando su gran fidelidad. Pasaron los años y tras muchos sacrificios, el 18 de octubre de 1997 se consagró en Valldoreix el primer santuario de Schoenstatt en tierra catalana. En torno a él se reúne hoy la familia de Schoenstatt que se ha ido extendiendo en Barcelona, Gerona y Tarragona.

 

 

 

 

Nuestro Santuario de Schoenstatt de Cataluña, ubicado en Valldoreix, fue bendecido el 18 de octubre de 1997. Su ideal es “Nova Pentecosta”. María en el tiempo actual también quiere reunirnos como en el Cenáculo en oración anhelante por la venida del Espíritu Santo y desde aquí quiere enviarnos a compartir el mensaje de la fe y de la Alianza de Amor a todo el mundo. Como en Pentecostés, la Sma. Virgen recibe nuestra impotencia y debilidad y nos transforma en valientes apóstoles al servicio de su misión.

 

 

SIMBOLOGÍA DEL LOGO

En el centro está el Santuario, fuente de gracias para la Familia y toda la Iglesia en Cataluña.

 

El fondo es amarillo, simbolizando la luz de Cristo que se irradia a través de las gracias del Santuario.

 

La base de color rojo simboliza la fuerza del Espíritu Santo y nuestro amor a María que ofrecemos como aportes al Capital de gracias.

 

Abrazando el Santuario están las montañas de Montserrat. Son de color azul simbolizando a María. Ella desde el Santuario quiere revitalizar la vida mariana de la Iglesia catalana.

 

Todo el conjunto tiene forma triangular representando la mirada del Padre, bajo la cual ha transcurrido la historia de Schoenstatt en nuestra tierra.

 

Bajo la mirada de Dios Padre, se abre el manto luminoso de la Santísima Virgen con la forma de la montaña de Montserrat, “cuna de su presencia milenaria en Cataluña”, alumbrando su pequeño Santuario de Schoenstatt. Éste se levanta sobre la patena que ha recogido durante años el ofrecimiento de la vida de numerosas personas anhelantes de la presencia de la Madre de Dios en el santuario de Schoenstatt desde donde llevar su misión para la Iglesia del tiempo actual en tierra catalana.

LA MIRADA DE DIOS PADRE

 

Bajo la mirada paternal de Dios se ha desarrollado la presencia de Schoenstatt en España, en una tierra profundamente mariana. El P. Kentenich, fundador de Schoenstatt, a través de la fe práctica en la Divina Providencia, descubrió ese deseo de Dios de establecer aquí este carisma para servir a la Iglesia y manifestó en varias ocasiones este anhelo. El Santuario de Schoenstatt en Cataluña es una concreción más de ese anhelo.

 

La estructura geométrica principal del logo es un triángulo, expresión gráfica del símbolo de la mirada del Padre, que en Schoenstatt se muestra también triangular en el santuario, formando parte de su iconografía, recogiendo la tradición artística y simbólica de la Iglesia.

EL MANTO DE LA VIRGEN DE MONTSERRAT

 

El manto abierto de la Santísima Virgen con la forma de la montaña de Montserrat, iluminado por la luz de Cristo.

EL SANTUARIO DE SCHOENSTATT

 

El Santuario de Schoenstatt de Valldoreix, dibujado con las formas redondeadas a imitación de las rocas de la montaña de Montserrat.

LA PATENA

 

El santuario de Schoenstatt en Valldoreix fue construido gracias al anhelo y vida entregada a la Santísima Virgen de numerosas personas de la familia de Schoenstatt en Cataluña durante muchos años.

LA MIRADA DE DIOS PADRE

 

Bajo la mirada paternal de Dios se ha desarrollado la presencia de Schoenstatt en España, en una tierra profundamente mariana. El P. Kentenich, fundador de Schoenstatt, a través de la fe práctica en la Divina Providencia, descubrió ese deseo de Dios de establecer aquí este carisma para servir a la Iglesia y manifestó en varias ocasiones este anhelo. El Santuario de Schoenstatt en Cataluña es una concreción más de ese anhelo.

 

La estructura geométrica principal del logo es un triángulo, expresión gráfica del símbolo de la mirada del Padre, que en Schoenstatt se muestra también triangular en el santuario, formando parte de su iconografía, recogiendo la tradición artística y simbólica de la Iglesia.

EL MANTO DE LA VIRGEN DE MONTSERRAT

 

El manto abierto de la Santísima Virgen con la forma de la montaña de Montserrat, iluminado por la luz de Cristo.

EL SANTUARIO DE SCHOENSTATT

 

El Santuario de Schoenstatt de Valldoreix, dibujado con las formas redondeadas a imitación de las rocas de la montaña de Montserrat.

LA PATENA

 

El santuario de Schoenstatt en Valldoreix fue construido gracias al anhelo y vida entregada a la Santísima Virgen de numerosas personas de la familia de Schoenstatt en Cataluña durante muchos años.

Diseño: Justo García Álvarez, Instituto de Familias de Schoenstatt

El diseño lo realizó en 1997 para la inauguración del Santuario, inspirado por la admiración que le mostró Miguel Gallés (miembro del grupo de las primeras familias de Schoenstatt en Barcelona) al ver con los ojos de la fe que la elección del terreno para el Santuario de Schoenstatt en aquel lugar próximo a la Sierra de Montserrat había sido elección personal de la Moreneta. María Santísima había probado durante largos años el amor y la confianza depositada en Ella por las primeras familias de Schoenstatt en Barcelona, quienes durante muchos años anhelaron el Santuario rezando y esforzándose por encontrar un lugar para su construcción. Justo García (Madrid) y su esposa Eulalia Solé (Barcelona) participaron en esa época en la búsqueda del terreno junto a la Hna. Guntilda.

Los asesores del Movimiento de Schoenstatt en Cataluña son:

PadreJaime (2)

P. Jaime Vivancos

Asesor de la Liga de Familias

Colabora con otras ramas

Hna.Rocio_def

Hna. M. Rocío García

Asesora de la Liga de Familias

Responsable del Apostolado de la Virgen Peregrina

Responsable de la Pastoral del Santuario

HnaMCamila

Hna. M. Camila Chaparro

Asesora de la Juventud Femenina

Asesora de la Rama de Mujeres Profesionales (Liga Apostólica Femenina)

Asesora de la Rama de Madres

P.EduardoSegura_def

P. Eduardo Segura

Asesor de la Juventud Masculina

PadreJaime (2)

P. Jaime Vivancos

Asesor de la Liga de Familias

Colabora con otras ramas

Hna.Rocio_def

Hna. M. Rocío García

Asesora de la Liga de Familias

Responsable del Apostolado de la Virgen Peregrina

Responsable de la Pastoral del Santuario

HnaMCamila

Hna. M. Camila Chaparro

Asesora de la Juventud Femenina

Asesora de la Rama de Mujeres Profesionales (Liga Apostólica Femenina)

Asesora de la Rama de Madres

P.EduardoSegura_def

P. Eduardo Segura

Asesor de la Juventud Masculina

“FAMILIA NOVA PENTECOSTA, ¡LA IGLESIA NOS NECESITA!”

 

Este lema sale de la jornada de jefes de Cataluña, celebrada el pasado 22 de enero.

 

Nos ha llamado la atencion el interés por hacer real “Schoenstatt en salida”, colaborando con las iniciativas de nuestra Iglesia, en el llamado del papa Francisco a aportar a la fase diocesana del Sínodo de los obispos, a regalar Schoenstatt allá donde vayamos, a dinamizar. Porque entre todos formamos la comunidad eclesial, y todos estamos llamados a participar, allí donde seamos necesarios, allí donde el Espíritu Santo nos ilumine y nos guíe.

 

También nos hemos visto necesitados de recibir el Espíritu Santo y trabajar en interiorizar el ideal “Nova Pentecosta”, viviéndolo de manera especial en este año jubilar para que sea impulso para los años venideros.

 

Queremos vivir con María un espíritu familiar, que nos haga crecer en los vínculos entre nosotros, trabajar juntos y profundizar en la escucha de la voluntad de Dios.

 

“FAMILIA NOVA PENTECOSTA,

¡LA IGLESIA

NOS NECESITA!”

 

Este lema sale de la jornada de jefes de Cataluña, celebrada el pasado 22 de enero.

 

Nos ha llamado la atencion el interés por hacer real “Schoenstatt en salida”, colaborando con las iniciativas de nuestra Iglesia, en el llamado del papa Francisco a aportar a la fase diocesana del Sínodo de los obispos, a regalar Schoenstatt allá donde vayamos, a dinamizar. Porque entre todos formamos la comunidad eclesial, y todos estamos llamados a participar, allí donde seamos necesarios, allí donde el Espíritu Santo nos ilumine y nos guíe.

 

También nos hemos visto necesitados de recibir el Espíritu Santo y trabajar en interiorizar el ideal “Nova Pentecosta”, viviéndolo de manera especial en este año jubilar para que sea impulso para los años venideros.

 

Queremos vivir con María un espíritu familiar, que nos haga crecer en los vínculos entre nosotros, trabajar juntos y profundizar en la escucha de la voluntad de Dios.